Páginas

jueves, 23 de octubre de 2008

LATÍN 2: LA JUVENTUD DE CÉSAR



Si ayer pudimos leer cómo fue la infancia de Julio César, hoy nuestro niño ha crecido y ya se ha convertido en un esbelto, encantador y atractivo joven (muy presumido, por cierto), el cual está esperando que dediquemos un poco de nuestro tiempo a leer cómo fue su juventud.


¿Le haremos este desprecio?

LEGITE