Páginas

viernes, 11 de mayo de 2007

ELECCIONES EN ... ROMA






Esta noche ha comenzado un nuevo proceso electoral en nuestro país, por esta razón quiero iniciar una serie de entradas que os ayuden a entender cómo era una campaña electoral en Roma y así podáis apreciar las semejanzas y diferencias existentes con las actuales.








Para ello voy a utilizar como material de trabajo el "Commentariolum petitionis" o "Manual del Candidato", atribuido a Quinto Tulio Cicerón, hermano del gran Marco Tulio Cicerón.



Comenzaré hablando sobre el asesor de campaña que todo político o candidato a político suele tener.




EL ASESOR DE CAMPAÑA

Quinto a su hermano Marco:

Aunque tienes talento natural y con aplicación y esfuerzo has adquirido otras muchas habilidades, el cariño que nos profesamos me impulsa a poner por escrito las ideas sobre tu campaña electoral que dan noche y día vueltas a mi cabeza; no creo que vayas a aprender algo nuevo, pero pueden ayudarte a poner orden y sacar consecuencias de una serie de observaciones que en sí mismas parecen inconexas y no llaman mucho la atención. Además, me parece que aunque tengas una fuerte personalidad, te será posible aparentar durante unos meses otra forma de ser y comportarte.


Como podréis ver el candidato a un cargo público debe tener talento natural y aparentar durante la campaña electoral una forma de ser y de actuar que agrade a sus posibles votantes, y además un asesor que le aporte ideas, ordene las ya existentes y le oriente en su estrategia política.

Lee el periódico, escucha la radio, ve la televisión, navega por internet y comprueba si esto que acabo de escribir es verdad o no.

Además os recomiendo como material de trabajo y ampliación que os descarguéis este dossier del Profesor Fernando Lillo Redonet: LAS ELECCIONES EN POMPEYA.
Si también queréis ver algunas imágenes de inscripciones o grafitti pinchad el siguiente enlace: POMPEYA.

2 comentarios:

AnA dijo...

El jueves día 10 de Mayo El Mundo publicó "El 75% de los españoles tiene "poco" o "ningún" interés en la información política". Otro día escuche en la televisión que en países como Francia y Estado Unidos los debates políticos eran seguidos por una gran cantidad de público.
Al parecer en las democracias antiguas de Grecia y Roma, los debates políticos estaban a la orden del día y eran un espectáculo en el foro tan apasionante como podían ser los juegos de gladiadores en el Anfiteatro. A la gente le gustaba escuchar hablar a los políticos y verles defender Sus ideas. Por eso los políticos debían estar educados en el arte de la Oratoria.
Es interesante comparar y ver q x lo menos aqui en España, esta afición y entretenimiento a caído bastante. ¿Por qué será?

david dijo...

Estoy bastante de acuerdo con ana, yo a los politicos españoles los veo como unos farsantes, que no saben hacer otra cosa más que mentir y descalificar al rival político, yo no por eso no creo en los politicos....